Jeep Grand Cherokee

El mejor Grand Cherokee de la historia de Jeep

Llego el mejor 4x4 de Jeep construido hasta la fecha. La firma norteamericana no sólo ha mejorado su comportamiento en asfalto, sino que también ha optimizado la respuesta cuando el terreno se complica.

No se puede hablar de todoterreno sin mencionar a la marca Jeep. Esta firma que en la actualidad pertenece al consorcio DaimlerChrysler fue desde su nacimiento, en la década de los años 40, una precursora de la tracción a las cuatro ruedas. Los primeros Jeep destinados a un público de masas fueron una evolución del vehículo militar utilizado en la II Guerra Mundial.

De ahí que Jeep siempre se haya asociado a productos de todoterreno extremo. Hoy, seis décadas después, la firma norteamericana no ha traicionado a sus principios y ha presentado la tercera generación del todoterreno Grand Cherokee, que llegará a los concesionarios españoles entre finales de mayo y principios de junio.

El Grand Cherokee es un vehículo difícil de clasificar

Por sus cualidades de 4x4 puro, entendiendo por todoterreno a vehículos con marchas reductoras, el Jeep compite directamente con modelos como el Land Rover Discovery, el Volkswagen Touareg o el Mitsubishi Montero. Sin embargo, por potencia de los motores y precio este 4x4 puede ser rival de modelos como el BMW X5, Volvo XC90 o Mercedes Clase M.
En lo que a ventas se refiere, el Grand Cherokee es un producto más minoritario, que algunos de los modelos de la competencia. En 2004, se comercializaron en España cerca de 2.400 unidades de este 4x4, frente a las 7.450 del Mitsubishi Montero o las 3.800 del Volkswagen Touareg y 3.650 del BMW X5. Por el contrario, en Estados Unidos, este 4x4 presenta una alta demanda. Buena muestra de ello, son los 3,5 millones de unidades vendidas en todo el mundo desde que se lanzara al mercado en 1993.

No sólo diseño

Este Grand Cherokee, que ha costado a Chrysler una inversión de 23 millones de euros y que se producirá en Graz (Austria), no es sólo una actualización del modelo que se comercializaba hasta la fecha, sino que en realidad es una generación completamente nueva.
Según los responsables de la marca, el 92% de los componentes de este 4x4 son completamente nuevos. A diferencia del Grand Cherokee de segunda generación, este Jeep sobresale por su nuevo diseño, innovadoras mecánicas, mejor comportamiento tanto en campo como en carretera, una generación nueva del sistema de transmisión 4x4, más calidad en los acabados, más seguridad y nuevos e innovadores sistemas de comunicación y entretenimiento. Analizamos ahora cada una de las mejoras…
Los diseñadores de Jeep han realizado un buen trabajo con esta tercera generación del Grand Cherokee. A primera vista el aspecto de este 4x4 ha sido mejorado, con una imagen musculosa y dinámica, en la que sobresalen los innovadores grupos ópticos, tanto delanteros como traseros. El dinamismo de su silueta se ha logrado gracias a una mayor longitud (+139 milímetros), una mayor anchura (+12 milímetros) y una altura ligeramente reducida (-22 milímetros). Por tanto las nuevas medidas del vehículo son las siguientes: 4.750 mm. de largo, 1870 mm. de ancho y 1740 mm. de alto. La distancia entre ejes ha crecido también hasta los 2780 milímetros, lo que supone un incremento de nueve centímetros, que se han empleado en mejorar la distancia para las piernas de la segunda fila.
Además de las nuevas dimensiones, el parabrisas más plano, el diseño más estilizado de los pilares, la línea de cintura más alta, la disminución de la superficie acristalada también contribuyen a crear una silueta más atlética. En el frontal destacan los nuevos grupos ópticos de doble faro, como es tradición en Jeep. Otros elementos de la parte del vehículo que han sido mejorados son el capó, un 42% más ligero, y los retrovisores exteriores, desarrollados en un túnel de viento para minimizar el ruido del aire.

Un interior mejorado

Las mejoras también han llegado al interior del vehículo. El Grand Cherokee no sólo ha mejorado en habitabilidad, con un mayor espacio para las piernas y para los hombros, sino que también incorpora unos asientos más ergonómicos y firmes, lo que proporciona un mayor confort en viajes largos.
Además, los diseñadores también se han empleado a fondo en el interior del vehículo con un nuevo cuadro de instrumentos, una consola más estilizada, nuevos acabados bitonos así como innovadores materiales tanto en el salpicadero como en las puertas.
El maletero por el contrario se ha visto reducido ligeramente. Así, mientras que en la generación anterior la capacidad era de algo superior a 1.100 litros, el maletero del nuevo Grand Cherokee dispone de 978 litros de capacidad. Lo que sí mejora es la versatilidad del maletero. Así, el piso es un panel reversible, con una cara enmoquetada y otra cara con una bandeja de plástico de poca profundidad.
La capacidad del maletero aumenta hasta los 1909 litros cuando se pliegan los asientos (de configuración 60/40), formando así una base casi completamente plana.

Mecánicas

Hasta la fecha, el Grand Cherokee incorporaba un propulsor de seis cilindros de gasolina, con cuatro litros de cilindrada y 190 caballos de potencia, un motor de ocho cilindros de gasolina con 4,7 litros y 258 caballos, además de una mecánica de gasóleo 2.7 CRD de cinco cilindros y 163 caballos.
Sin embargo, con la nueva generación, este Jeep recibe una nueva gama de motores de mayor potencia y prestaciones. En gasolina, la versión de entrada está propulsada por un ocho cilindros en V de 4.7 litros. Esta mecánica proporciona una potencia máxima de 231 caballos a 4.500 revoluciones y logra un par máximo de 410 Nm. a 3.600 revoluciones. El nuevo Jeep Grand Cherokee 4.7 logra una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora, acelera de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y presenta un consumo medio cercano a los 15 litros cada 100 kilómetros.
El siguiente propulsor de gasolina es también de ocho cilindros. Se trata del conocido Hemi de 5.7 litros, que rinde 326 caballos a 5.200 revoluciones y logra un par de 500 Nm. a 4.000 revoluciones. Con este propulsor, el Jeep 5.7 acelera de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y presenta un consumo medio de 15, 4 litros. Este propulsor ya sido utilizado por el grupo DaimlerChrysler en modelos como el Chrysler 300C. Se trata de una mecánica que desactiva la mitad de los cilindros a velocidades de crucero y en suaves aceleraciones para reducir el consumo hasta un 20%. Este dispositivo se denomina sistema de cilindrada múltiple (MDS).
Por último, también estará disponible un Grand Cherokee con un motor diésel muy evolucionado. Se trata de un seis cilindros en V, que ya fue introducido aunque con algunas modificaciones en la nueva Clase C de Mercedes. Meses después, también se incluirá en la nueva Clase M. Esta mecánica presenta una cilindrada de 2.987 centímetros cúbicos, logra una potencia máxima de 218 caballos a 3.800 revoluciones y obtiene un par máximo de 510 Nm. entre las 1.600 y las 2.800 revoluciones. El Grand Cherokee 3.0 CRD es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora, acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y su consumo combinado es de 10,2 litros cada 100 kilómetros. Este motor, que tiene inyección directa por conducto común de la firma Bosch y cumple con la normativa Euro4, presenta un peso de 208 kilos.

Todas las mecánicas incorporan una caja automática –con función secuencial- de cinco velocidades. Así, el usuario tendrá dos modos de conducción. En el primero de ellos y más sencillo, bastará sólo con situar la palanca en la posición “D”. Por el contrario, si el conductor quiere cobrar un mayor protagonismo en la conducción, podrá desplazar la palanca hacia la izquierda o hacia la derecha para reducir o engranar las marchas en el modo secuencial.

Todas las versiones del Grand Cheroke incorporan además reductora, lo que nos permitirá salir airosos cuando la situación del terreno se complica. Para introducir las marchas cortas, bastará con situar la palanca en punto muerto y tirar de una leva situada en la consola hasta que un testigo luminoso aparezca en el cuadro.

Comportamiento en carretera y 4x4

El comportamiento en carretera es muy superior que en la versión anterior. La dirección es más precisa y la carrocería adolece de menos balanceos. Todo ello se debe a un incremento de la rigidez torsional de hasta un 60% y al aumento de la distancia entre ejes, además de un mayor ancho de vías.

Asimismo, las suspensiones también han sido mejoradas para mejorar el comportamiento en carretera, sin perder efectividad en terrenos fuera de asfalto. El eje delantero monta una suspensión independiente con brazos cortos/largos (SLA) y doble horquilla. El eje trasero se sustenta sobre una suspensión con cinco articulaciones, semiejes, amortiguadores y muelles helicoidales. Ambas suspensiones cuentan con barras estabilizadoras.
Todas estas mejoras se han destinado a mejorar su comportamiento en carretera. Sin embargo, también se han realizado muchas innovaciones destinadas a elevar la respuesta del Grand Cherokke en conducción 4x4. Una buena muestra de ello es la incorporación de la segunda generación del sistema de tracción Quadra-Drive. Este dispositivo que en su primera generación se incorporó en el Grand Cherokee ha sido evolucionado para aumentar la capacidad off-road de este todoterreno.
El Quadra-Drive II en situaciones normales de buena adherencia envía el 48% del par al eje delantero y el 52% del par al trasero, sin necesidad de que el conductor realice ninguna maniobra. Cuando el terreno se complica, entran en funcionamiento una serie de sensores que determinan qué neumáticos están deslizando y por tanto cuáles comienzan a perder tracción. La novedad de la segunda generación de este sistema de transmisión reside en la incorporación de tres diferenciales, uno en posición central y otros dos repartidos entre los ejes, que presentan un deslizamiento limitado. Estos diferenciales se denominan ELSD. El diferencial central reparte el par tanto al eje delantero como al trasero y los otros dos diferenciales distribuyen el par a cada una de las ruedas.
De esta forma, si una rueda comienza a patinar, el dispositivo bloquea casi de inmediato dicha rueda y envía el par necesario a los ejes restantes. El grado de evolución es tan alto que el coche podría salir de cualquier situación incluso teniendo tracción únicamente en una rueda, ya que este sistema bloquea las tres ruedas restantes y es capaz de enviar el 100% del par a la única rueda con tracción. Todas estas acciones se realizan de forma automática sin necesidad, de que el conductor interfiera en ningún momento.
En la generación anterior del Grand Cherokee, hasta que la rueda que perdía la tracción no realizaba un giro de 270 grados el dispositivo no la bloqueba para enviar el par al resto de las ruedas.
Ahora, con el Quadra-Drive II basta con que la rueda gire sólo 45 grados para que el sistema envíe el par al resto de las ruedas. Otra primicia del nuevo Grand Cherokee es la incorporación del control de estabilidad (ESP), que interviene selectivamente sobre el freno y el acelerador. Este control de estabilidad no sólo supervisa el control general del vehículo, sino la situación de cada una de las ruedas.
Para ello, el dispositivo se basa en el ángulo de giro de la dirección, además de otros sensores. En caso de inestabilidad, el ESP aplicará la presión de frenada oportuna a las ruedas necesarias. Este 4x4 también incorpora de serie el sistema ABS, con asistencia en frenadas de emergencia, así como el control de tracción, que no sólo interviene en los frenos, sino que se sirve además del control electrónico del acelerador para reducir la entrega del par motor.
Otros dispositivos de seguridad que incorpora este vehículo son: airbags delanteros, laterales y de cortinilla, también para las plazas traseras, un sistema que mide la presión de los neumáticos, cinturones con pretensores en los asientos delanteros y la incorporación del sistema Isofix en las plazas traseras.

Equipamiento y versiones

La gama Grand Cherokee estará a la venta en España con las tres mecánicas mencionadas y con dos niveles de acabado: Laredo y Límite. Sin embargo, el acabado Laredo sólo estará disponible con la mecánica 3.0 CRD V6.
Por tanto el Grand Cherokee CRD 3.0 Laredo incorpora de serie: llantas de 17 pulgadas, asientos delanteros regulables eléctricamente, climatizador bizona y radio CD. Los Grand Cherokee V8 de gasolina, que sólo estarán disponibles en el acabado Límite, incorporan adicionalmente de serie: retrovisores eléctricos plegables, pedales ajustables eléctricamente, volante de cuero, tapicería de cuero, retrovisor interior sensible a la luz, barras de techo ajustables y sistema de audio con mayor potencia de sonido.
Por último cabe señalar que Jeep introducirá en Europa en 2006 el modelo Commander, que fue presentado en el Salón de Nueva York del presente año. Este nuevo 4x4 comparte plataforma con el Grand Cherokee aunque dispone de un habitáculo en el que tienen capacidad siete personas.